¿Qué sucede con los vuelos hoy en día?

Estos dos meses me voy a sentir un poco sola en casa ya que mi hermana se irá a Canadá para hacer sus prácticas en la Universidad de Regina.  Yo le he estado ayudando un poco con el viaje, ya que con mi experiencia en vuelos al extranjero, decidí que yo le compraría su boleto para que le saliera más barato.

Entré a una de esas agencias de viajes donde te ofrecen, según ellos, vuelos baratos, porque me había funcionado en el pasado, pero resultó que en esta ocasión no fue así.

Puede que haya sido por la cercanía de la compra y la fecha en la que tenía que llegar a Regina, puede ser por el alza del dólar y esas cosas, pero lo que sí sé es que en esta ocasión salió muy cara la compra, además de que por las nuevas “reglas” que hay en los aeropuertos, la cosa, o mejor dicho, el dinero, se salió mucho, pero mucho de control.

Lo primero que hicimos fue estar cazando precios. Nos metíamos diario y a diferentes horas del día para encontrar alguno barato. Aeroméxico es carísimo, por lo que decidimos mejor por Air Canadá, además de que no hay vuelos directos. Primero debía llegar a Toronto y de ahí volar a Regina y Air Canadá tenía este “servicio” apropiado y un poco más barato.

Por momentos veíamos vuelos de 12 mil o 13 mil pesos, pero en otros salían de 9 mil, incluso hubo un día de 7 mil, pero el problema eran los tiempos de espera para hacer el transborde de avión. ¡Había de veintitantas horas! Eso es una grosería, al menos de que vayas de visita a Toronto, pero en este caso no nos convenía mucho.

Después de estar checando los vuelos durante unas dos semanas, encontramos uno de ocho mil a eso de las doce de la madrugada. Decidimos que era el momento perfecto para comprarlo. Lo que no nos esperábamos, y de lo que no me acordaba, era que ese precio es sin impuestos, por lo que el vuelo según barato, salió en 12 mil.

¡Pero ahí no termina todo! Cuando mi hermana habló a Air Canadá para asignar sus asientos le dijeron que debía pagar 1200 pesos más. ¡Eso es una tontería! Que las nuevas políticas así lo dictan y que podía escoger su asiento 24 horas antes de su vuelo pero con el riesgo de no alcanzar. ¡Ósea! ¿Venden el boleto de avión pero sin asiento?, ¿Y después hacen reventa o qué como para perder tú lugar?, ¿Entonces qué es lo que estás pagando?

Después de ese enojo también llegó el de la maleta ¡Ya no tienes derecho a una maleta, debes de pagar para poder documentarla! ¡Estas cosas no pasaban! Volar ahora es una grosería, una mafia, una forma de sacarte dinero: para respirar, debes pagar, para usar el baño debes pagar ¡No lo entiendo! Al final el vuelo salió en casi 16 mil pesos ¡Y la página decía 8 mil! ¡Casi el doble!

Espero que las empresas hagan algo al respecto o que las agencias esas que ofrecen vuelos disque baratos pongan en realidad el monto total que vas a pagar.

Un comentario en “¿Qué sucede con los vuelos hoy en día?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *